Apuesta de Cenizas (2010)

El tiempo. Parquedad que agrieta la espera. Hoy
será, quizás, el día señalado
En la vertiente de un río que huye de sí mismo
voy dispuesto a la distancia que se me
imponga. Nadie sabe de mí, mas sé que me
esperan, todo en ellos es una reunión de
secretos olvidados
El horizonte es siempre el mismo, un ápice que
inventa respuestas
Sopeso el olvido, la espera, la calma. Sigo
buscando la palabra en que se funda esta
huída

——————————————-0———————————————

La lluvia aparece nuevamente sobre el mundo
Pálidas golondrinas creadas al final del día
atraviesan su luz
En su nostalgia, nombra el ocaso una esperanza
Hay plantas y pájaros, plumas de un antiguo
vuelo, cantos que recuerdan en la tierra la
imposibilidad del reposo
La canción de la noche llega hasta mí. La última
palabra se detiene en la boca
Su repetición presagia la inutilidad del llanto
Con ella accedemos, temerosos, al baile
La canción de la noche se detiene, mientras
antiguos vientos impulsan nuestra barca
hacia el abismo

——————————————-0———————————————

Desconozco el camino
La amenaza del miedo gira en torno
mientras la luna se subleva en el vacío
El negro es la tonalidad que pregunta por
nosotros
Resplandor en la mirada de quien contempla
La espera acontece
los pasos se suman entre murmullos
indescifrables

——————————————-0———————————————

La luz se hace presente. Atraviesa las hojas de las
palmeras y en su camino hinca sus rayos en
el cuerpo, delineando las figuras contra las
rocas
Un pájaro invisible celebra su hazaña con un
canto estridente. Confirma la extrañeza de la
tierra que nos recibe
El sol finge volver a su línea de movimiento. Las
voces de los hombres llaman a la mesura.
Su murmullo se hace eco y nuestros oídos se
carcomen en sus secretos

——————————————-0———————————————

Del fondo del mar un cuerpo contrasta con la luna
deshecha en la superficie
Esta vez la noche sienta su presente sobre las
cabezas y el cielo llora sangre reclamando
nuestras indulgencias
Sus lágrimas lamen la piel hasta herirla

——————————————-0———————————————

Ya el mar devora el sol
Su gran boca oscurece el mundo
Su vaho, la esperanza que nos margina
Mañana, la luz alumbrará de nuevo las
miserias. La distancia será sólo una más de
nuestras últimas fuerzas

——————————————-0———————————————

Siento sed de mí, de ti, cuando me tienes y no
estoy
y sólo soy ese instrumento raído por tus manos
Siento sed de mí, de ti, arenas ambos diluidos
en aguas distantes
Siento sed de mí, de ti y sólo el vértigo de la
caída
logra saciar la desnudez que me impones

——————————————-0———————————————

Mujer, te llevo en mí como quien lleva en la
espera su destino
Soy de ti en la palabra, en cada despedida que
guardo en los ojos
Cuerpo inmerso en el tuyo, devorado en otros
cuerpos
Soy quien va sobre el mar, inútil al viento.
Lejos ya, carne muerta piel desnuda, y tú,
bella sombra de mis días, la sal que cura, la
palabra que tiembla, el temor constante que
clama por la espera

——————————————-0———————————————

He querido forzar la puerta para buscarme
adentro
Saber de mí y de lo que soy. Saber que aún
estás allí, ocupando el umbral, esperando mi
llegada por el camino que a cada momento
inventas
Saber que soy yo quien te busca y tú quien
siempre esperas
Saber y ser esa dualidad que siempre
intentamos habitar

——————————————-0———————————————

Retirado estoy de mí
Tentando a cada instante la muerte cuando te
nombro
Una herida profusa hiede sin ser vista
Su dolor promulga por el recuerdo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s